Tras aumentarse más de 100 millones de pesos en el presupuesto del Congreso local para 2019, el Grupo Parlamentario del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) confirmó que se debe al déficit financiero de 90 millones de pesos que padecen, además de que la redistritación ocasionó que tengan más municipios a su cargo.

Las diputadas Keila Celene Figueroa Evaristo, Alejandra Flores Espinoza, Ariadna Barrera Vázquez y el legislador Héctor Javier García Chávez indicaron que a esta carga financiera se añade también el pago a las cuotas de los trabajadores al Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Morelos (ICTSGEM) que dejó de liquidar la LIII Legislatura.

De igual modo, el adeudo con el Seguro Social y las aportaciones por concepto de ISR que, señalaron, han afectado las prestaciones básicas de los empleados del Poder Legislativo, así como con proveedores incluidos medios de comunicación y servicios básicos que ya fueron usados y no han sido pagados.

Enfatizaron que el mismo presidente de la Mesa Directiva, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, notificó en fechas recientes a la Secretaría de Hacienda estatal sobre la precaria condición económica que les fue heredada por la pasada Legislatura, por lo cual consideraron que el presupuesto de 528 millones de pesos que se asignaron está justificado; “es incorrecta y mal intencionada la versión de que el dinero es para los diputados”.

Fuente: El Sol de Cuernavaca